En la playa

Fecha de publicación: 13/06/2012

  • Cuando llegue a la playa, lo primero que debe hacer es observar los carteles que se encuentran en sus accesos, atendiendo a sus características, zonas de riesgos, zonas habilitadas para la realización de deportes, horarios de cobertura de los servicios de rescate y su localización dentro de la playa, teléfono de emergencia.
  • Una vez dentro localice los puestos de vigilancia, así como observe el color de la bandera que ondea en ellos, recuerde: Con bandera roja está prohibido el baño , con bandera amarilla debe extremar la precaución en el baño, y con bandera verde la situación es de calma.
  • Respete SIEMPRE las indicaciones de los socorristas.
  • Extreme las precauciones con los niños, procure tenerlos siempre a la vista .
  • Si va a practicar algún deporte, hágalo en las zonas habilitadas, atendiendo a la legislación a las normas de seguridad. Si no lo va a realizar, aléjese de esas zonas, evitará riesgos innecesarios.    
  • Si va a caminar por zonas de rocas o acantilados, no lo haga descalzo, lleve el calzado adecuado, evitará así cortarse con las rocas, cristales o clavarse las púas de los erizos. Nunca se lance al agua desde las rocas , no se tiene a la vista la profundidad, y las consecuencias pueden ser terribles, las lesiones en la cabeza, cuello y espalda pueden ser muy peligrosas.
  • Tenga cuidado con el tiempo de exposición al sol, utilice crema con factor de protección solar y beba líquidos con regularidad. No se exponga al sol en las horas de mayor intensidad, hágalo por la mañana o al atardecer. Tampoco haga un gran esfuerzo físico en esas horas de pleno sol.
  • Evite bañarse en aguas muy frías, podría originarle un corte de digestión. Entre el agua siempre poco a poco, acostumbrando al cuerpo a la nueva temperatura. Mójese por partes, primero los pies, y luego con las manos mójese la cabeza y el cuello.
  • Nunca nade durante la digestión, evítelo de una hora y media a tres horas después de la comida, siempre en función de los alimentos ingeridos.
  • Evite desplazarse con su vehículo nada más que en caso de absoluta necesidad.
  • Una vez en el agua, no se aleje de la costa, nade en paralelo, evite las corrientes, si fuera arrastrado por ellas, no nade en contra de la corriente, mantenga la calma y haga señales de auxilio.
  • Si hay medusas no se bañe, ni si quiera pasee por la orilla, porque los restos de sus tentáculos pueden producir igualmente picaduras.
  • Si va a realizar alguna actividad náutica, como pesa deportiva, pesca submarina, windsurf etc., infórmese previamente del horario de las mareas, evite realizar estas actividades en solitario y / o al atardecer.        
  • El consejo más básico es que hay que ser consciente siempre de nuestras limitaciones, no hay que correr riesgos.