Visor de contenido web

María Luisa Real destaca la formación y capacitación profesional adquirida por los nuevos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria

La consejera de Sanidad ha asistido al acto de despedida de los 34 médicos de familia que han finalizado este año su período de formación especializada

Santander - 19.05.2017

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha destacado la formación y capacitación profesional adquirida por los nuevos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria (MFyC) durante sus cuatro años de residencia, recordando que "el ejercicio de la medicina es una gran profesión, que se debe de practicar con orgullo, dignidad y respeto a los pacientes".

Real ha trasladado a los nuevos médicos de familia la oportunidad que tiene la Atención Primaria de liderar el cambio del modelo asistencial hacia el paciente crónico y pluripatológico por el que ha apostado Cantabria, reforzando su papel central dentro del sistema sanitario público.

En este sentido ha recordado que Atención Primaria representa la puerta de entrada al Sistema Nacional de Salud (SNS) y es el ámbito asistencial donde se desarrollan más del 80% de las actuaciones.

Real, que ha asistido al acto de despedida de los 34 residentes en MFyC (17 en el área de Santander, 10 en Torrelavega y 7 en Laredo) que han finalizado este año su periodo de formación, ha asegurado que España cuenta con un gran sistema sanitario público que "nadie entendería sin el modelo de los centros de salud y la asistencia prestada por los médicos de familia".

Por este motivo ha señalado que las nuevas generaciones de profesionales deben asumir el reto de impulsar la Atención Primaria, "partiendo del convencimiento del valor estratégico de la especialidad".

En el acto de despedida, María Luisa Real ha estado acompañada por la subdirectora de Asistencia Sanitaria del Servicio Cántabro de Salud, Ana Tejerina; el director gerente de Atención Primaria, Alejandro Rojo; la jefa de estudios de medicina de Atención Primaria, María Luisa Lassalle; y la coordinadora de la Unidad Docente de Atención Primaria, Marta López.

Ana Tejerina ha puesto en valor la figura del tutor en la formación de los residentes y ha calificado la medicina familiar y comunitaria como una especialidad comprometida con las personas. También se ha referido a la docencia y la investigación como vías para contribuir a la mejora de la práctica asistencial, recomendando a los nuevos profesionales combinar la inquietud por los nuevos conocimientos técnicos con la esencia de la relación médico-paciente.

Por su parte, Alejandro Rojo ha explicado que lo más importante de ser médico de familia es el contacto con el paciente, recalcando que la medicina familiar y comunitaria es la especialidad mejor valorada por los ciudadanos.

El doctor Emilio Lara, tutor del Centro de Salud Alisal, ha sido el encargado de pronunciar unas palabras en nombre de los tutores, defendiendo el prestigio de la medicina de familia dentro del sistema sanitario. Ha animado a los nuevos profesionales a propiciar el cambio y la recuperación de la Atención Primaria como motor del sistema y ha asegurado que ser médico de familia es consustancial con trabajar en un equipo de salud.

En nombre de los residentes, el doctor Andrés Fernández, ha recordado los cuatro "intensos y duros años" de trabajo y aprendizaje, destacando que este período de formación ha confirmado que no se equivocó eligiendo la especialidad, "ya que cada día aprendes de cada paciente".

 

4794540